Seguro que en tu vida has tenido la oportunidad de probar muchas cosas y degustar muchos platos. Sin embargo, una de las mejores frutas que podrás comer será el aguacate. Esta fruta de textura suave y cremosa te dejará con un sabor en la boca que no querrás borrar.

Esto lo hace un producto conocido en casi todo el mundo y consumido por muchas personas. El aguacate también es conocido con el nombre de palta en algunos lugares. Este es sin duda el acompañante por excelencia de muchos de nuestros platos.

Pero más que eso, este aporta una gran cantidad de nutrientes necesarios para la salud. Tanto es así, que mucho de ellos los aprovechamos no solo comiéndolo, sino también al aplicárnoslo.

Ahora bien, la masa del aguacate solo tiene una pequeña porción de sus nutrientes. La mayor parte de ellos la desperdiciamos echándolas a la basura. Y es que la mayor cantidad de nutrientes no se halla en la masa, sino en su semilla. A continuación, te diremos como aprovecharla al máximo y como utilizarla en nuestro beneficio.

Beneficios de la semilla de aguacate

Como ya hemos mencionado antes, la semilla de aguacate contiene la mayor parte de los nutrientes. Con ella puedes preparar un sencillo pero poderoso té que trae muchos beneficios. Entre ellos están los siguientes:

– Reduce el colesterol.

– Combate el azucar en la sangre.

– Fortalece los dientes, huesos, uñas y pelo.

Estabiliza el periodo menstrual.

– Mejora la circulación.

– Tiene propiedades antinflamatorias.

– Combate la colitis nerviosa.

Mejora el aspecto de la piel.

– Fortalece el sistema inmune.

– Estabiliza la presión arterial.

– Reduce el dolor en las articulaciones.

– Corta la diarrea.

Previene la aparición de tumores.

– Alivia la inflamación intestinal.

– Combate las enfermedades respiratorias.

Incrementa la producción de colágeno.

– Previene enfermedades cardiacas.

– Posee propiedades antioxidantes.

Mejora el proceso digestivo.

– Relaja y reduce la fatiga.

– Desinflama la próstata.

Ayuda a perder peso.

– Alivia la acidez estomacal.

Qué necesitaremos:

  • Semilla de aguacate (1 unidad).
  • Agua mineral (1 litro).

Preparación y uso:

Lo primero que debemos hacer es extraer la semilla del aguacate y lavarla muy bien. A continuación, la echaremos en un recipiente con 1 litro de agua. Después, pondremos todo a hervir durante 15 minutos aproximadamente. Agotado este tiempo, apagaremos el fuego y dejaremos enfriar la sustancia.

Lo que nos queda por hacer es, tomarnos 1 taza de esta sustancia en ayuna todas las mañanas y otra antes de dormir. Con eso bastará para conseguir el efecto deseado en nuestra salud. Lo mejor de todo es que la sustancia es completamente inofensiva. Por eso, podemos tomarla cuantas veces queramos sin correr ningún peligro.

No siguas desperdiciando la parte con mayores nutrientes del aguacate: su semilla. Empieza a utilizarla de la manera antes expuesta y no te arrepentirás. Si te ha parecido una forma sencilla de aprovechar todos sus nutrientes, comparte esta información en tus redes sociales.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here