Definitivamente, los milagros ocurren a tiempo y cuando menos te lo esperas.

Melissa Simms es una madre de One Pell City, Alabama, que hace poco estaba pasando por una situación desesperada. La mujer se encontraba muy enferma y necesitaba ir al médico, pero apenas tenía dinero para pagar la consulta. Sus últimos diez dólares los había gastado en pagar el gas y para que su marido pudiera ir a su empleo.

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Loading...