Sucedió durante una charla comercial que una empresa iba a realizar en un hotel de Motilla de Palancar (Cuenca). Tres hermanas, una de ellas con síndrome de Down, acudieron al evento, pero se llevaron una sorpresa muy desagradable.

“Cuando vieron a mi hermana vino hacia nosotras un chico de la empresa que organizaba el evento para decirnos que no podía estar allí porque iba a asustar a la gente”, confesó Ascensión Leal, una de las hermanas, al digital Hoy.

¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Loading...